Desde SADOP, del cual es delegada la mujer, indicaron que sus dichos difieren respecto a los de los padres denunciantes y hablan de un “accidente“.

 

Denunciaron a una docente de una escuela privada y religiosa del norte de la ciudad por “maltrato físico y psicológico” a chicos de 5 años.

Hay una denuncia policial realizada por una mamá que ya está en manos de una fiscal del Ministerio Público de la Acusación (MPA). Por otro lado, en materia administrativa el Arzobispado de Santa Fe, como entidad responsable de la institución, remitió una denuncia al Ministerio de Educación para que se inicie la investigación correspondiente.

Desde el Sindicato Argentino de Docentes Particulares (Sadop) confirmaron que la docente envió, tras las acusaciones, una carta documento por acoso laboral a la institución porque le solicitaron que se tomara licencia y ella no aceptó.

La versión de la docente

Consultado al respecto, el Secretario General de Sadop Pedro Bayugar confirmó que la docente “es delegada del gremio”, responsabilizó a la institución y dio a conocer la versión de la docente.

Confirmó que existió un hecho donde un menor tuvo contacto con alcohol en gel, pero dijo que “fue un hecho aislado y casual”. Según infirmó la mujer al gremio, “la escuela pide a los padres que aporten jabón líquido y uno, supongo que equivocado, llevó alcohol en gel; y ese recipiente estaba arriba del escritorio sin uso. Un chico fue y lo agarró del escritorio y si se lleva la mano a la boca. La docente le pidió que se lave las manos”, explicó Bayugar quien agregó que esto sucedió “hace algunas semanas, no la semana pasada”.

Después de que los padres acudieran a la escuela, “la patronal pidió y sugirió a la docente (la semana pasada) que se tomara licencia. Ella no se la tomó y le mandó una carta documento pidiendo que se termine el acoso laboral”, sostuvo el referente de Sadop.

“Creo que esto está auspiciado por la patronal. Si esto sucedió, si sucedieron cosas irregulares, es responsabilidad de la patronal propietaria de la escuela, que es el Arzobispado, que no hizo nada. Y si se sabía desde hace tiempo, por qué no hizo la denuncia con anterioridad”, sentenció y agregó que los hechos se tendrán que “dilucidar en el sumario correspondiente” y donde el gremio velará “porque se garantice el derecho a la defensa de la docente”.

La fiscalía investiga el caso

El caso ya está en manos de la fiscal Bárbara Ilera, de la Unidad Fiscal Especial de Violencia de Género, Familiar y Sexual (Gefas) del Ministerio Publico de la Acusación. Se tomaron las primeras medidas investigativas para determinar si hubo o no delito.

Educación inicia la investigación administrativa

Este jueves, desde la cartera de Educación confirmaron a este medio que durante la mañana ingresó la denuncia institucional realizada por el Arzobispado de Santa Fe solicitando “el inicio de sumario con desplazamiento” de cargo preventivo para la docente, mientras se den las tareas de investigación. Por estos momentos se encuentran recabando la documentación en la etapa presumarial para luego iniciar la investigación administrativa pertinente. Hasta ahora la docente no fue desplazada, pero fuentes oficiales afirman que en estos momentos “no se encuentra al frente del aula”.