Consideró un error político de Cristina designar a Alberto Fernández como candidato a presidente y que sus chances electorales se benefician.

 

El anuncio de la ex presidenta Cristina Kirchner sobre la fórmula que compartirá con el ex jefe de Gabinete, Alberto Fernández, de cara a las elecciones 2019, fue una bomba política que agarró por sorpresa al Gobierno y al actual mandatario Mauricio Macri, que cerca del medio día, dio un discurso en el que evitó hacer referencia específica al tema de la fórmula kirchnerista, aunque destacó que “Los necesito, tenemos que seguir adelante, volver al pasado sería autodestruirnos”.

El Presidente ratificó que el país va en el “rumbo correcto” y dijo que la “oportunidad del cambio no la vamos a desaprovechar”, al tiempo que le pidió a la población “no aceptar más atajos ni parches”.

Mientras el universo político ardía por el anuncio de Cristina de su candidatura como vice de Alberto F., Macri evitó los nombres y las menciones explícitas, pero muchas de sus frases fueron dirigidas a los hipotéticos votantes de CFK, insistiendo en la necesidad de “no volver atrás”, destacando que “estamos acá porque creemos en la necesidad de cambiar” y afirmó que “entendemos que el cambio no es una idea”. Y agregó, de manera sugestiva hacia el libro “Sinceramente” de Cristina Kirchner: “No es algo que sacamos de un libro”.

En esa línea, el mandatario manifestó que “hay muchos enemigos del cambio” y enumeró: “Los mafiosos, los mentirosos, los matones, los corruptos, los perezosos, son todos enemigos del cambio. Porque quieren mantener sus privilegios”.

“Muchos son enemigos del cambio, burócratas y corruptos. Nosotros somos los defensores del cambio, los que trabajamos todos los días”, siguió el Presidente.