Alfredo Cornejo

Luego de la convención nacional del partido, que se realizó ayer y resolvió quedarse en Cambiemos, la Comisión de Acción Política (CAP) analiza los pasos a seguir.

Pasaron los discursos en Parque Norte, los más críticos y los más suaves. Pasó también el homenaje a Raúl Alfonsín, la canción que entonaron algunos convencionales dedicada a Mauricio Macri, y la ratificación de seguir en Cambiemos, a pesar de las turbulencias externas e internas del frente electoral. Ahora llegó el momento de la acción.

La suerte del radicalismo en las próximas elecciones, por la democrática decisión de sus convencionales, quedó atada a la Comisión de Acción Política (CAP) que integran los gobernadores Alfredo Cornejo (Mendoza), Gerardo Morales (Jujuy), Gustavo Valdés(Corrientes), el ex presidente de la UCR, Ernesto Sanz; el ex presidente de la UCR porteña, Emiliano Yacobitti, y la diputada provincial Alejandra Lorde.

Esta Comisión será la encargada de negociar con el PRO y la Coalición Cívica la participación en la toma decisiones, la confección de las listas y la fórmula presidencial. En un principio, esa negociación será por teléfono: Cornejo y Morales deben regresar a Mendoza y Jujuy para el tramo final de sus respectivas campañas para las elecciones que se realizarán el 9 de junio. “Lo vamos a ir coordinando por teléfono, no tenemos pensado por ahora reuniones”, admitió un directivo radical ante la consulta de Infobae.

Cornejo, que no puede reelegir en Mendoza, debe apoyar en las PASO provinciales a Rodolfo Suárez, intendente de la capital provincial, que compite en internas contra el demócrata Omar De Marchi.

Morales, por su lado, busca su reelección. Y está cerca.

Los interlocutores en Casa Rosada serán el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio; y muy probable el secretario general del PRO, Francisco Quintana, y el presidente del partido, Humberto Schiavonni.

Alfredo Cornejo y Martín Lousteau, dos radicales con chances de acompañar a Macri en la fórmula presidencial

Alfredo Cornejo y Martín Lousteau, dos radicales con chances de acompañar a Macri en la fórmula presidencial

De mínima queremos ganar la elección y ser parte de una coalición de gobierno donde se discuta respetando a los partidos que la conforman. El objetivo ahora es tratar de instalar en la agenda pública la idea de una coalición de gobierno republicana“, señaló un dirigente radical ante la consulta de este medio.

Otro dirigente, que responde a uno de los integrantes de la CAP radical, anticipó una negociación áspera con el PRO, pero también con Elisa Carrió, que podría vetar nombres para la vicepresidencia (es de público conocimiento su enfrentamiento con el ex embajador de Estados Unidos, Martín Lousteau). “Para nosotros lo mínimo es competir en una PASO, llevando las mismas listas en la ciudad y en la provincia de Buenos Aires“, indicó el vocero.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña (Nicolás Aboaf)

El jefe de Gabinete, Marcos Peña (Nicolás Aboaf)

Una vez finalizada la convención radical que tuvo lugar en Parque Norte, desde Jefatura de Gabinete se confeccionó una guía de acción para los encuentros y los diálogos con los radicales. “Estamos de acuerdo en darle mayor institucionalidad a la alianza Cambiemos; es necesario de cara a un próximo mandato y entendemos que esa discusión está centrada en la toma de decisiones y en la elaboración del plan de gobierno”, dice el texto que circuló vía WhatsApp.

“La discusión de las listas y la fórmula empezará ahora hasta el 22 de junio. Entendemos también que una PASO al Presidente es inusual. Y tampoco vemos hoy que se perfile un candidato competitivo consensuado por toda la UCR”, se afirmó en el mismo texto.

El tiempo apremia. El próximo 12 de junio vence el plazo para la presentación de los frentes electorales, y el 22 será el momento de definir candidaturas. A pesar de la campaña en su distrito, Cornejo deberá moverse rápido para cumplir con el mandato que le dio la Convención de ampliar Cambiemos, un movimiento que tiene consenso, aunque nadie todavía dio el primer paso.