Las autoridades activaron el sistema “Alerta Sofía” para la búsqueda de Abril Caballé, de 10 años, que está desaparecida desde el pasado miércoles. Además, ofrecieron una recompensa de dos millones de pesos para quien aporte datos.

 

La búsqueda de Abril Caballé, la nena de 10 años que desapareció el pasado miércoles en el partido bonaerense de Punta Indio continuaba con rastrillajes en la zona en la que fue vista por última vez y en sus alrededores.

Perros de la policía bonaerense encontraron el rastro de Abril en un campo al lado de la ruta 11, muy cerca de donde sale el camino de Circunvalación Punta Indio-Verónica, una localidad a 20 kilómetros del lugar donde vive la chica con su mamá y su hermana.

De acuerdo con las fuentes del caso, una vecina informó a los investigadores que vio a Abril en esa zona el jueves y los perros confirmaron el rastro, por lo que se cree que la nena pasó la noche allí.

“Alerta Sofía”

El sistema “Alerta Sofía” se activó por primera vez para la búsqueda de Caballé, a través de la red social Facebook en Punta Indio y en un radio de 170 kilómetros que abarca la zona de La Plata.

Se trata del primer caso en utilizar este plan de alerta, que es un mecanismo de emergencia para hallar a niñas o niños desaparecidos y consiste en un sistema rápido a través del cual se difunde un afiche con información precisa del niño, niña o adolescente desaparecido y que es activado sólo en casos previamente calificados como urgentes y de alto riesgo inminente.

El sistema los difunde a través de dispositivos móviles, medios de comunicación masiva como la televisión, el correo electrónico y las redes sociales como Facebook.

Rastrillaje negativo y recompensa

El rastrillaje en la casa del cuidador del camping donde desapareció Abril dio negativo, informaron fuentes del Ministerio de Seguridad, que ofrece una recompensa de 2 millones de pesos por datos sobre su paradero.

Abril Caballé fue vista por última vez el pasado miércoles cuando regresó desde su casa a la playa, ubicada a unos 30 metros de distancia, a buscar una muñeca.

La niña, siempre según la denuncia que realizó su madre, Magdalena Caballé, de 35 años, salió de la casa hacia la playa El Pericón donde habían pasado la tarde, porque se había olvidado una muñeca, pero al ver que se demoraba demasiado y no regresaba salió a buscarla.

Durante las tareas de búsqueda, los investigadores se reunieron con la abuela y abuelo de la niña, y estos contaron que la menor les había manifestado que se iba a ir de la casa de su madre por las condiciones precarias en las que vive y la mala relación que tienen.

Al parecer y según los investigadores, los familiares de la menor dijeron que la niña fue restituida contra su voluntad.

La niña es de tez blanca, mide 1.30 metros, es delgada, tiene cabello color castaño largo, y al momento de desaparecer vestía un buzo de lanilla verde con rayas negras con capucha y calza negra.