Sus ocupantes estaban en el casamiento de un amigo. Cuando llegaron a su casa estaba todo revuelto: se llevaron celulares, dinero y computadoras. Fue en la capital de la provincia.

 

“Cuando llegamos del casamiento la casa estaba dada vuelta” dijo el dueño de la vivienda al móvil del medio ADSF. Ellos se habían ido a las 20hs y regresaron a las 7 de la mañana del domingo. Con lo cual los delincuentes tuvieron suficiente tiempo para buscar objetos de valor y desordenar todo.

Los ladrones se llevaron celulares, televisores, ropa, computadoras y platería.