Así lo informaron fuentes del hospital Cullen. Los médicos no logran estabilizar a Diego Gudiño luego de los disparos que recibió el sábado por la noche, mientras trabajaba.

Este sábado a la madrugada, en la esquina de Pedroni y Reinares de la ciudad, Diego Gudiño, de 33 años fue baleado por dos desconocidos que se trasladaban en moto. Gudiño es recolector de residuos de la empresa Urbafe, y el hecho ocurrió mientras trabajaba.

Tras el llamado al 911 de los vecinos y su traslado al hospital José María Cullen en una ambulancia del 107, la víctima fue recibida por los médicos del shockroom. Tenía disparos detrás de la oreja y con salida en la boca, y otros dos impactos en el lado izquierdo del tórax y en el derecho del abdomen.

Leer también: Atacan de tres disparos a un empleado de Urbafe mientras trabajaba

Este domingo, fuentes del nosocomio informaron que Gudiño se encuentra en estado “hipercrítico”, con “inestabilidad hemodinámica, febril” y en asistencia respiratoria mecánica. “Muy mal pronóstico”, cerraron los profesionales médicos.

Cabe destacar que aún no hay detenidos por el caso. Trabajan en el mismo efectivos de la URI, la Policía de Investigaciones y el Ministerio Público de la Acusación.