Si bien no es algo nuevo, Bilardo viene atravesando un momento complejo y cambiante en cuanto a su salud. Desde mayo, el “Doctor” sufre internaciones y hasta operaciones en el Instituto Argentino de Diagnóstico y Tratamiento (IADT).

En aquella ocasión intentaron solucionar obstrucciones de arterias cerebrales. El padecimiento del ex jugador de Estudiantes de La Plata es el síndrome de Hakim-Adams, por la cual debieron colocarle una válvula de derivación, debido a un cuadro “confusional transitorio”.