Uno de los primeros modelos de las zapatillas deportivas Nike fue vendido por la exorbitante suma de 437.500 dólares, en una subasta en línea organizada por Sotheby’s.

El llamado “Moon Shoe” fue creado para los atletas estadounidenses en los Juegos Olímpicos de 1972. El par vendido es el único que no fue usado nunca de entre los 12 ejemplares conocidos. Antes de la subasta estaba valuado entre 110.000 y 160.000 dólares.

El comprador del “Moon Shoe” es Miles Nadal, un empresario canadiense de 61 años que planea exhibir su adquisición en su museo privado en Toronto, el Dare to Dream Automobile Museum, según un comunicado publicado el martes por Sotheby’s.

Este calzado era originalmente parte de un paquete de 100 pares ofrecido en línea por Sotheby’s en asociación con el sitio Stadium Goods, pero Nadal adquirió los otros 99 la semana pasada por 850.000 dólares, un récord para una colección de zapatillas deportivas. El empresario también quería comprar entonces el par de “Moon Shoe”, pero su dueño prefirió esperar a la subasta de este martes.

Se trata del calzado subastado al precio más costoso de la historia. El récord anterior había sido establecido en 2017 por un par de Converse Fastbreak que lució la estrella de basquet estadounidense Michael Jordan durante la final olímpica de 1984 en Los Ángeles. Fue vendido en 190.373 dólares en una subasta organizada por SCP Auction.