Nuevas internas se muestran dentro de Cambiemos luego de dejar el gobierno nacional. A partir del debate por una posible ley que pene el negacionismo por los crímenes de la última dictadura militar en Argentina, se cruzaron Fernando Iglesias y Daniel Lipovetzky.

“El número 30 mil desaparecidos fue símbolo de lucha de los organismos de Derechos Humanos”, afirmó Lipovetzky. “¿Cuál es el sentido de cuestionarlo?”, enfatizó. “Minimizar el genocidio cometido por la dictadura cívico militar”, remarcó.

“¿Los que se atienen a los hechos y creen que la verdad es importante, es porque quieren minimizar el genocidio? Mirá vos, Liporocotó. Lo de Memoria, Verdad, Justicia, ¿no va más entonces?”, replicó Iglesias.

Con el término “Liporocotó”, Iglesias buscó emparentar a Lipovetzky con Eduardo Lorenzo Borocotó que a los pocos días de ser electo legislador por el Pro dejó la bancada y se alineó al peronismo. Y si bien es cierto que el exdiputado nacional tuvo buen diálogo con sectores cercanos a Alberto Fernández, siempre ratificó su pertenencia a Juntos por el Cambio.

Lipovetzky retrucó: “¡Claro que va, Gorilesias! ¡Y también va reivindicar la lucha d organismos de Derechos Humanos durante la dictadura, que lograron que hoy Memoria, Verdad y Justicia no sea solo un reclamo sino una realidad! ¡Ah cierto que fuiste el único diputado que no votó un Proyecto de homenaje a las Madres de la ciudad d Rosario!”.

Ya sin argumentos discursivos, Iglesias apeló a la chicana: “Ya te pusiste la gorra kirchnerista. Así no se puede discutir. ¿Y, sale o no sale lo del consulado? #Liporocotó”.