En el marco de una política de Estado cuyo objetivo es ampliar el acceso a los servicios básicos, finalizó la construcción de dos acueductos y está en ejecución la ampliación de la 2° etapa del acueducto Desvío Arijón, entre otras obras de potabilización y saneamiento.

El Ministerio de Infraestructura y Transporte está llevando adelante un programa de obras de saneamiento y de acceso al agua potable en todo el territorio provincial, en el marco del Plan Estratégico y del sistema de Grandes Acueductos, con el objetivo de extender progresivamente la cobertura de dichos servicios a poblaciones que aún no cuentan con acceso a los mismos.


Te puede interesar Plan del Norte: nueve localidades cuentan ahora con agua potable

En este marco, en lo que va de la gestión, la provincia ha finalizado la construcción y puesta en funcionamiento de los acueductos de La Costa y de la 1° etapa de Desvío Arijón; del cual, a la vez, se encuentra ejecutando la segunda etapa, hasta Rafaela. Dichas obras fueron construidas con inversiones millonarias provenientes de fondos internacionales de financiamiento.

Al respecto, el ministro de la cartera, José Garibay, sostuvo que “desde el comienzo de la gestión hemos trabajado sobre una planificación que implica jerarquizar las poblaciones a partir de la obra pública. Desarrollamos grandes obras pensando en el futuro, en que las necesidades cambian y que las poblaciones crecen”.

“Venimos realizando inversiones históricas para garantizar acceso a los servicios. Además de los grandes acueductos, en los departamentos San Cristóbal, La Capital, Las Colonias, San Martín, Castellanos y San Jerónimo, hemos realizado obras de agua potable por 10 millones de pesos, y por más de 59 millones en obras de cloacas”.

“Al mismo tiempo, llevamos instaladas más de 46 plantas potabilizadoras y tenemos en ejecución otras cuatro obras que abarcan distintas partes del sistema de provisión de agua, ya sea captación, conducción o potabilización. Por otro lado, también tenemos en ejecución, con distintos grados de avance, tres sistemas de cloacas en varias poblaciones del centro provincial”, finalizó Garibay.

MÁS OBRAS, MÁS INCLUSIÓN

Actualmente, se encuentra en ejecución la 2° etapa del acueducto Desvío Arijón a través de 5 frentes de trabajo que avanzan simultáneamente para llevar agua potable a 9 localidades. Esta etapa cuenta con una inversión internacional que asciende a más de 5400 millones de pesos.

También se encuentran en ejecución obras de cloacas, que abarcan desde la construcción de un colector central y conexiones domiciliarias, hasta la ampliación de la red hacia zonas que no contaban con el servicio, en las localidades de Romang (48% de avance), San Cristóbal (56% de avance) y Santo Tomé (85% de avance). En total, estas obras suman 64 millones de pesos.


Te puede interesar La provincia mejoró la provisión de agua potable en 95 localidades santafesinas

Por otro lado, también están en construcción obras de agua potable en las localidades de Recreo (90% de avance), Santo Tomé (comienzo reciente), San Jerónimo del Sauce (12% de avance) y Laguna Paiva (55% de avance), que implican el mejoramiento de sistemas de provisión de agua para ampliar producción de agua y extender el servicio. Dichas obras suman un total de 65 millones de pesos.

De esta manera el gobierno provincial ha transformado a la obra pública en una política de Estado, con la intención de ampliar el horizonte de derechos. Esto ha colocado a Santa Fe como una de las provincias con mayores índices de acceso a los servicios básicos, lo cual se traduce en una mejora sustancial de la calidad de vida de los santafesinos.