Tres mujeres policía le salvaron la vida a un bebé mediante tareas de Reanimación Cardiopulmonar en plena vía pública.

 

El hecho ocurrió alrededor de las 18:00 del viernes, cuando las integrantes de la Brigada Operativa de Prevención Policial patrullaban a pie la Avenida Gorriti.

En inmediaciones de Gorriti y Azopardo se les acercó un auto desde el cual flameaba un pañuelo blanco y se detuvo frente a ellas. En el interior, dos padres desesperados con “Francisco” de sólo cuatro meses en grave estado sin poder respirar.

Rápidamente, la mamá puso al bebé en brazos de la oficial Liza Orellano que se arrodilló en el cantero central de la transitada avenida y comenzó a practicarle al chiquito las maniobras de RCP.

Mientras ella se encargaba de reanimar al niño, las otras dos oficiales se ocuparon de comunicarse con la Red de Emergencias 107 para pedir asistencia de personal médico.

Gracias a la asistencia de la policía, el bebé empezó a toser y volvió a respirar.

Luego de la reanimación en el lugar, el bebé fue trasladado junto con su mamá rápidamente al Hospital de Niños gracias a un operativo de tránsito realizado por la Brigada Motorizada de la Unidad Regional I.

“Gracias Dios nos comunicamos con los padres y él está muy bien. Ahora pasó a una sala común y en dos días va a tener el alta”, informaron las policías que esperan poder visitar a Francisco una vez que vuelva a su casa.