El viernes se volvió “apocalíptico” según los estándares británicos.

Un “inesperado e inusual evento” sorprendió a los habitantes del Reino Unido este viernes al dejarlos a oscuras tanto en el subte de Londres como en las ciudades del interior del país. El apagón se debió a “la pérdida de dos generadores”.

Desde el ente operador del sistema eléctrico informaron que el suministro fue reestablecido al completo para las 18.30. Pero mientras tanto la tarde del viernes fue descrita como un “caos apocalíptico” para los estándares británicos.

Las líneas de trenes de la capital y el sudeste del país quedaron varadas, los semáforos se apagaron y hasta la estación Kings Cross tuvo que ser evacuada.

El origen de la falla en la Red Nacional de Transmisión eléctrica fue la repentina rotura de dos generadores, informó el sitio Mirror.