El animal tenía una vara de hierro nervado de 50 cm, utilizada a modo de “faca”, que le traspasaba una parte del lomo. “Bongo” ya fue atendido por veterinarios. Ocurrió en Santa Rosa de Lima, de la ciudad de Santa Fe. Imágenes sensibles.


Redacción de Sin Mordaza

El aberrante hecho ocurrió esta mañana en Santa Fe. “Nos dan aviso desde la Protectora de Animales que se encontraba un perro en Monseñor Zaspe al 4600. Allí nos encontramos con un perro mestizo, de contextura mediana, que tenía un elemento enterrado en su parte abdominal”, comentó Darío Gonzalez del Equipo de Bienestar Animal de la Casa de Las Mascotas a Sin Mordaza.

Foto gentileza Darío Gonzalez

El fierro tiene más de 50 centímetros y es una arma tipo tumbera. “Es un caso aberrante y como en muchos casos nadie vio nada, nadie fue, cero empatía con otro ser viviente”, dijo Darío.

“Bongo” un hermoso mezcla de Barbincho y varios más, que silenciosamente soportaba el dolor de una vara de hierro nervado (de construcción) de 50 cms., utilizada a modo de “faca”, que le traspasaba una parte del lomo. Una vez en el veterinario se pudo realizar la extracción.

Recuperación

En principio Bongo se va a recuperar, y pasará unos días en un tránsito (que deberá administrarle medicación y realizar curaciones).

Quien desee colaborar con el, puede acercarse a VTR (Aristobulo del Valle y Martín Zapata) de 9 a 20.30 los días de semana y los sábados de 9 a 13 o de 17 a 20