El candidato a vicepresidente por Juntos por le Cambio dijo que este resultado tiene que ver con un reclamo de los trabajadores.

El candidato a vicepresidente por Juntos por el Cambio, Miguel Ángel Pichetto, analizó hoy la dura derrota electoral que sufrió el oficialismo y consideró que fue un “castigo” de “los sectores de clase media, clase media baja, de los trabajadores”.

“Algunos mensajes de la sociedad, especialmente de la sociedad ligados a los sectores de las capas medias, los trabajadores, los sectores urbanos, habrá que evaluarlos. Pero habrá que actuar con responsabilidad. No se puede hacer ningún tipo de locura”, sostuvo el senador nacional.

En diálogo con TN, el compañero de fórmula de Mauricio Macri remarcó que “la Argentina necesita que el sistema democrático funcione, que en octubre haya elecciones que legitimen al Presidente y que esta fuerza tenga el temperamento, la templanza, la actitud para plantearle a la sociedad el camino”.

“Tal vez se necesita un camino y un mensaje a la gente, a los trabajadores, a las Fuerzas Armadas que han quedado muy atrasadas con el salario. Hay que analizar muy bien el voto de la ciudadanía, me parece que hay un reclamo, fundamentalmente de los sectores de clase media, clase media baja, de los trabajadores y esto debe ser analizado con serenidad y plantear una campaña electoral de acá a octubre con responsabilidad”, señaló.

Y añadió: “No hemos tenido los votos del centro del país que han sido gravitantes, una zona núcleo ligada al sector de la producción primaria agroindustrial que siempre ha acompañado al Presidente”.

Pese a la dura tarea que tendrá el oficialismo en los más de dos meses que quedan hasta las elecciones generales, Pichetto llamó a “intentar revertir el resultado, porque no está nada dicho, aun cuando el resultado es muy importante. Hay que trabajar de cara a octubre”.

“La elección no es lo que esperábamos. De ninguna manera esperábamos este resultado, que tiene más que ver con un componente de castigo de la clase media y los sectores que indudablemente tuvieron el impacto de la devaluación de 2018 y el ajuste tarifario”, insistió.