El reconocido entrenador argentino Héctor “Chulo” Rivoira murió este martes a los 59 años producto de un cáncer contra el que venía peleando hace varios meses.

Comenzó su carrera como DT en el club Ituzaingó (uno de los primeros en dar sus condolencias) y sus grandes logros fueron los ascensos con Chacarita (1999), Instituto de Córdoba (2004) y Atlético Tucumán (2009).