Son más de 30 comercios. Según revelaron desde Assa, la medida permitió reducir hasta un 30 por ciento el consumo de ese recurso en esa zona.

Los más de 30 lavaderos de vehículos que funcionan en la zona de Pellegrini, desde Avellaneda hacia el oeste, ya cuentan con medidores de agua. El compromiso de avanzar puntualmente en ese sector. En el marco del plan de instalación de esos aparatos tiene por objetivo evitar el derrroche de un recurso muy preciado.

Según detalló el gerente de Relaciones Institucionales de Aguas Santafesinas SA (Assa), la colocación de los medidores redujo entre un 20 y 30 por ciento el consumo de agua en esa zona de la ciudad, donde también se realizaron “campañas de sensibilización” para el uso racional del servicio.

En 2016, un relevamiento del municipio contabilizó 37 lavaderos de autos en esa zona, de los cuales apenas nueve contaban con habilitación como comercio, mientras que el resto tenía algún tipo de dificultad para alcanzarla. En la mayoría de los casos, se relacionaba con la regulación de dominio.

Ya por esos días, el uso excesivo del agua generaba quejas de los vecinos por la falta recurrente de presión en la red. Y como casi todos los lavaderos funcionan sobre las veredas, saltaba a la vista que la actividad debía regularse.

El objetivo central era lograr que los comercios pagaran efectivamente lo que consumían de agua y lograr racionalizar ese recurso tan preciado.

En mayo de 2018, Assa notificó a los lavaderos que se pondría en marcha la instalación de lo que técnicamente se llama micromedidores de consumo, y los trabajos comenzaron en marzo de este año.

Así, ya se instalaron 31 medidores. Lanfranco indicó que “aún quedan más por colocar, porque han aparecido nuevos lavaderos”, pero puntualizó que los comercios que están en el sector de Pellegrini, desde Avellaneda y hasta Paraná, ya todos tienen su medidor. El número, aseguró, representa por lo menos un 60 por ciento de los comercios del rubro que Assa tiene relevados en la zona.

El impacto de la medida no fue menor. De acuerdo a datos oficiales, desde la instalación de los dispositivos el consumo de agua se redujo entre un 20 y un 30 por ciento.