La justicia santafesina investiga por estas horas un presunto caso de gatillo fácil a partir de un robo que terminó con la muerte de un joven de 17 años y un policía detenido.

El hecho ocurrió este martes alrededor de las 10 en calle Risso al 2200 de la capital provincial y comenzó con un arrebato del que fue víctima una mujer de 73 años, vecina del barrio.

Preservando su identidad, la mujer habló esta mañana, testimonio clave en el violento episodio.

“Yo venía caminando por calle Belgrano, doblé por Risso y a mitad de cuadra siento que me tironean la bolsita y me dicen ‘dame la bolsa’… Pensé que me estaban haciendo una broma hasta que me doy vuelta y veo que es un chico. Tironeo y terminé dándosela”, relató la mujer.

“Después sentí que vino este hombre (el policía) y se armó todo… yo me puse muy mal, sentir que te están robando, forcejeando. Fue todo tan rápido”, continuó.

Sin embargo, la vecina no pudo confirmar que el agente policial que estaba de civil y que baleó al joven haya dado la voz de alto y se haya identificado antes de dispararle por la espalda. “No puedo decir eso”, se limitó a señalar la señora, aún conmocionada por lo vivido.

Lee también El ladrón que murió tras ser baleado era hijo de un policía

“Fue todo una nebulosa en mi cabeza, sé que se fue rápido. Cuando ellos vieron esa situación salió la señora de la despensa que me conoce”, contó.

También indicó que cuando se escuchó el disparo, el chico había escapado: “cuando le di el dinero se fue”, agregó.

Lee también Quedó detenido el policía que le disparó a un joven ladrón en barrio Guadalupe

“Lamento todo, una situación muy fea, el momento que se pasa. Es lamentable porque yo tengo nietos y sobrinos, me duele un montón, es lo que se está viviendo ahora”, expresó a LT10.

El policía que disparó contra el joven arrebatador está detenido a disposición de la justicia, en la causa caratulada como homicidio calificada por el uso de arma de fuego.

Marco regulatorio

El abogado penalista Nestor Oroño, docente de la Universidad Católica, manifestó para Cadena Oh! “que estas situaciones son muy difíciles, en donde por un lado se verifica la posible comisión de un delito con el consiguiente deber de actuación que tiene un policía. Lo que se trata es de saber si cumplió su deber conforme a la ley o por el contrario se apartó a lo que la ley indica”.

“La policía, según la ley 7395 de nuestra provincia, es la depositaria de la fuerza pública y debe utilizarla cuando así lo necesite, pero todo deber y todo derecho no son absolutos sino que se deben ejercitar en un marco de razonabilidad. En cuanto al tipo de fuerza hay una escala que se indica en la ley sobre la utilización de la fuerza física o del arma, eso va a depender de la necesidad de utilizar un medio u otro” explicó el letrado.


Escuchá la nota completa: