El chico tiene 8 años y ayer estaba a punto de jugar un partido de fútbol en Pablo VI, en Garzón y bulevar Seguí, cuando una bala le impactó en la cabeza. Ayer fue intervenido dos veces en el Hospital Vilela.

El nene de 8 años que fue blanco de una bala perdida que le impactó en la cabeza continuaba este domingo en terapia intensiva, luego de ser operado dos veces en el Hospital de Niños Víctor J. Vilela.

Rosario: balearon a un nene de ocho años antes de jugar un partido de fútbol y está grave

Así lo confirmó la doctora Carolina Binner, subdirectora del Vilela. “Está estable, con asistencia respiratoria, en coma farmacológico y hemodinámicamente compensado”, describió.

Benjamín tiene 8 años y este sábado, cerca de las 16, estaba calentando para entrar a jugar en una de las canchitas del club Pablo VI, de Garzón y Seguí. Fue en ese momento cuando el chico se desplomó y de su cabeza comenzó a emanar sangre. De inmediato fue trasladado al Hospital de Niños y tras la tomografìa se comprobó que el nene había sido blanco de una bala perdida.

Un equipo de neurocirujanos lo operó ayer apenas ingresó y una segunda vez horas más tarde, pero según contó a La Capital la subdirectora del hospital, no se le pudo extraer el proyectil.