El analista político Sergio Berensztein dialogó con Bigote Acosta en el programa La Verde de Enfrente sobre la situación política actual. 

“Siempre trato de mirar los factores estructurales más que los protagonistas coyunturales, que siempre tienen responsabilidad y le ponen una cuota propia a moldear los acontecimientos. Pero cuando comparas lo que sucede ahora en Argentina te das cuenta que estamos ante una crisis muy profunda que puede ponerse peor” comenzó señalando el entrevistado.

“Se combina una economía que venía muy mal, de hecho la gente votó sobre todo por eso. Una crisis fiscal, una moneda débil que se devalúa. Argentina tiene problemas de deudas también. Un conjunto de cuestiones y síntomas que indican una crisis profunda. Cuando esto se combina con una crisis política, que tenemos a partir de las PASO, con un debilitamiento del liderazgo presidencial, casi un vacío de poder, las salidas pueden ser caóticas” sentenció.

Historia

“Esto ocurrió con Isabel en el año 1975 y 1976, antes de la dictadura, pero también ocurrió en el año 1983, con Alfonsín y con De la Rúa. Estamos a las puertas de una crisis política de enorme envergadura, que requiere respuestas proporcionales en su seriedad y sobre todo una actitud flexible y generosa de las clases políticas”.

“Las opciones descoordinadas incrementan las crisis caóticas, sobre todo cuando los actores atienden a su juego. La constitución te ofrece una salida, que es el presupuesto que debe presentarse el 15 de septiembre, ahí se pueden sentar y acordar. Es una primer señal de que la Argentina quiere evitar una crisis caótica” destacó.

“El pacto presupuestario contempla un acuerdo paralelo, por ejemplo preservar las reservas, permite una señal de previsibilidad a los acreedores, al margen de los vencimientos 2020, que no son tan significativos. Esto puede ser una señal para los vencimientos de 2021 y 2022, que sí son muy grandes”.

“Hay dos elementos” respondió ante la pregunta por la compresión de la dimensión de la crisis. “Primero estamos hablando de seres humanos, es natural que estén en una situación de confusión y aturdidos. Hay que ponerse también en el lugar de esa gente. De otro lado están entusiasmados, el peronismo ha experimentado un proceso de reorganización parcial pero muy efectivo, y por bastante poco”.

Escuchá la nota completa haciendo click aquí