En mayo había desatado una polémica al sostener que había magistrados federales que iban a tener “que explicar las barrabasadas que escribieron para cumplir con el poder de turno”.

 

El candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, dijo este lunes que “no hay que hacer nada” con la Corte Suprema, a cuyos miembros consideró “respetables y dignos”. En cambio, criticó a los jueces federales de los tribunales de Comodoro Py porque “van acomodándose al calor del poder de turno”.

“Quiero que los jueces solo hagan Justicia, que algunos han dejado de hacer hace algunos años, y que nunca dejen de lado el estado de derecho por una necesidad política de alguien que gobierna”, pidió Fernández en una entrevista con la radio AM 750.

Consultado sobre “qué habría que hacer” con la Corte Suprema de Justicia nacional, el candidato peronista afirmó “nada”, y de inmediato añadió: “Hay que pedirle a la Corte Suprema que sea Corte Suprema”. “Tengo mucho respeto por sus jueces, porque nunca hizo algo que a mí me hiciera reaccionar en términos de Derecho. Seguramente dictó decisiones que no me gustaron o unas me gustaron más que otras, pero todo estuvo fundado”, aseveró.

Además, el compañero de fórmula de Cristina Kirchner aseguró que “todos son jueces, aún los que nombró (Mauricio) Macri, respetables, dignos, éticamente no se puede cuestionar nada de ellos”. “Tal vez (el presidente del tribunal, Carlos) Rosenkrantz tiene los compromisos que tiene alguien que dejó de ser abogado un día para convertirse en juez, pero con el tiempo esas cosas se van disolviendo”, sostuvo.

En cuanto a los magistrados federales de los tribunales porteños de Retiro, sostuvo que la verdad “es que hay una sensación bastante entendible de que los jueces federales van acomodándose al calor del poder de turno, y eso es malo definitivamente”.