Denuncian “competencia desleal” ya que hay “pseudo habilitaciones a 24 móviles” en la terminal aérea.

El Sindicato de Conductores de Remises y Afines (Sicore) se movilizará hasta las puertas del Aeropuerto Internacional Rosario (AIR) Islas Malvinas. Es debido al “detrimento de la actividad del remis legal de Rosario (chapa azul) por competencia desleal por parte de remises truchos del aeropuerto, con pseudo habilitaciones a 24 móviles, además de la precarizacion laboral que sufren sus conductores”.

Desde el gremio manifestaron que hay 550 licencias de remís habilitadas por la Municipalidad. De las cuales 160 están trabajando con normalidad y el resto se encuentran caucionadas. “Esto se debe a la pérdida de servicios por parte de una competencia ilegal y desleal que existe en la ciudad”, explicó Matías Vuletic, referente del sector.

El sindicato ya había anunciado que entraba en estado de alerta y movilización. Y ahora decidieron encabezar esta medida para darle más visibilidad al reclamo.

Decreto

Un decreto (“de la época de la dictadura militar”, afirman en Sicore) permite realizar viajes pre y post aéreos, sin las exigencias y requerimientos que afrontan las agencias y titulares de remises. En la actualidad, esos servicios los realizan 24 coches cuyos conductores son monotributistas y que tienen una tarifa ya estipulada por planilla, según el destino en la ciudad.

“No queremos una pelea de pobres contra pobres, queremos responsabilidad de los funcionarios provinciales y municipales. Para que esos compañeros ingresen al sistema de remís legal y regulado, para que todos tengan trabajo y la competencia sea leal y justa”, remarcó Vuletic.

Gestiones

Las gestiones de este gremio se vienen realizando desde hace dos años en un contexto donde hay casi 400 chapas caucionadas por el Ejecutivo. El gremialista destacó que a los remiseros del aeropuerto los consideran “como 24 compañeros. Pero pedimos igualdad de condiciones, sin competencia desleal y que puedan recibir estas chapas para trabajar tanto en el aeropuerto como en el resto de la ciudad”.

La crisis del sector, la falta de viajes y las tarifas diferenciales provocaron que este tema estallara en estos días y pusiera en alerta a los remiseros. La exigencia de un “blanqueo” de estos trabajadores los pondría en un pie de igualdad en costos y beneficios.

Según indicaron hace varios meses, los taxistas rosarinos plantearon la posibilidad de poner una parada en la estación aérea local, la que ahora funciona y permite a esos coches de alquiler trabajar con los pasajeros que llegan al aeropuerto, que viene en franco crecimiento de cantidad de vuelos.

Desde hace tiempo existe una agencia de remises dentro del edificio que permite despachar viajes. “Por la crisis, se generan rispideces y luchas por los viajes. Es una pelea de pobres contra pobres que queremos desterrar”, concluyó Vuletic.