El Intendente de Reconquista, Dr. Amadeo Enrique Vallejos, junto a otros Intendentes de la Provincia de Santa Fe, se reunieron para elevar un comunicado que a continuación compartimos íntegramente.

A quien corresponda:

Por la presente, los Intendentes abajo firmantes, ponemos en su conocimiento la dura realidad económico financiera con la que conviven los Municipios de nuestra Provincia.

Con relación a la evolución de la coparticipación debemos destacar que la coparticipación de los impuestos nacionales, que representa mas del 30 % de los recursos coparticipados, tuvo un comportamiento interanual de crecimiento promedio del 20 % mientras que el índice de precios al consumidor determinado por el IPEC registro una variación interanual del 56.3 %. Por lo tanto, los ingresos reales por este concepto perdieron más del 30 % en el último año.

Los restantes ingresos provenientes de la coparticipación también crecieron por debajo del índice inflacionario. Por ejemplo los ingresos por patentes, que representan más del 25 % de los ingresos de otras jurisdicciones, en todos los casos crecieron por debajo del índice inflacionario, entre un 20 % y un 30 % según las realidades de cada localidad.

Con relación a los recursos propios se da una situación de mayor disparidad entre las localidades. En la mayoría de los casos las tasas han crecido en valor nominal, no obstante ello, la distorsión se presenta porque en ningún caso la suba de la recaudación de tasas alcanzo el 56.3 % determinado por el IPEC. Adicionalmente, la caída en el nivel de actividad se refleja en el Derecho de Registro e Inspección, determinando retrasos porcentuales de entre el 20 y el 32%. Siendo estos ingresos tributarios los más significativos en la recaudación de los recursos propios, el panorama resulta más que preocupante.

No debemos olvidar que, agravando el cuadro de situación de los ingresos, a partir del consenso fiscal se perdió el Fondo Federal Solidario, recibiendo como compensación una cifra exigua que no resulta significativa en términos comparativos.

Hasta el momento hemos dejado evidenciado la caída estrepitosa de los recursos.

Analicemos ahora las erogaciones.

El gasto mas importante en materia de erogaciones corrientes corresponde a Sueldos y cargas sociales, oscilando en las distintas localidades entre el 64 % y mas del 80 %. En todos los casos estos porcentajes permiten escasa o nula capacidad de cobertura de otros gastos de funcionamiento.

Las erogaciones destinadas a Recursos Humanos sufrieron un incremento del 49,3 % en 2018 por aplicación de la clausula gatillo. Esos índices dejaron a muchos municipios en estado de emergencia. En lo que va del año esta situación se agravo con la incorporación de un 22.4 % mas, porcentajes que seguirán incrementándose según el crecimiento inflacionario, imposibilitando en algunos casos dar cumplimiento en tiempo y forma de los haberes de los trabajadores.

Otro insumo fundamental en materia de gastos de funcionamiento es el combustible, que sufrió significativos incrementos. En todos los Municipios la incidencia sobre los gastos corrientes creció.

Paralelamente la situación de caída del empleo e inflación creciente determino que en todos los municipios la demanda social se vio incrementada significativamente, tanto en materia alimenticia como de asistencia económica para afrontar gastos de primera necesidad. En aquellas localidades que brindan desde el Municipio asistencia alimenticia a través de comedores, esta realidad se ve agravada por la insuficiencia de las sumas recibidas para tal fin. Sumas que registran atrasos en cuantía así como también atrasos en cuanto a fecha.

Ante este escenario resulta imprescindible elevar las siguientes solicitudes:

1) Aprobación del 100 % del Fondo Obras Menores 2019 con destino a gastos corrientes.

2) Otorgamiento inmediato de los anticipos de coparticipación.

3) Aumento de los cargos con destino a comedores asistenciales.

4) Regularización del envío de los fondos aprobados para obras menores de ejercicios anteriores.”