El gobernador de Santa Fe afirmó que las últimas medidas económicas implementadas por la administración Macri “dejan a las provincias en situación muy delicada”.

El gobernador Miguel Lifschitz afirmó que no ha evaluado eliminar la cláusula gatillo de reajuste salarial para los empleados provinciales. Pero aclaró que convocará a los gremios del sector “frente a este nuevo escenario general. Debemos garantizar los servicios que presta la provincia.

El mandatario santafesino afirmó esta mañana que las últimas medias tomadas por el gobierno nacional para atemperar los efectos de la crisis “se hicieron a expensas de recursos que corresponden a las provincias”, y remarcó que eso “es inconstitucional”.

Lifschitz admitió que es necesario rediscutir la continuidad de la claúsula gatillo

EL gobernador de la provincia fue uno de los 19 mandatarios provinciales que mantuvieron una reunión cumbre en la que resolvieron acudir a la Corte Suprema de Justicia para rechazar las medidas económicas que el Poder Ejecutivo Nacional implementó tras las últimas elecciones Paso.

Lifschitz realizó un balance del cónclave de ayer

“Gran parte de las provincias compartimos la misma preocupación. Las medidas que ha tomado de manera unilateral el gobierno nacional para mejorar la situación de sectores golpeados por la situación económica, se hicieron a expensas de los recursos de las provincias. Esto deja en situación muy delicada a todas las provincias. Esto es inconstitucional”, afirmó.