“Muchas gracias a todos, porque yo de acá me lo llevo vivo”

Así lo aseguró anoche el padre de Benjamín Biñale, en el marco de un masivo abrazo solidario que se realizó en el Hospital Víctor J. Vilela.

“Esto le va a hacer muy bien a Benjamín, y a nosotros nos da mucha fuerza. Muchas gracias a todos, porque yo de acá, me lo llevo vivo”. Así, con enorme entereza y con una fe conmovedora, Javier Biñale, el padre del niño de 8 años que el sábado pasado fue alcanzado por una bala perdida en un partido de fútbol entre 7 de Setiembre y Pablo VI, expresó su gratitud por la masiva muestra de afecto que se realizó anoche con un abrazo solidario al Hospital de Niños Víctor J. Vilela, donde su hijo se encuentra internado en terapia intensiva.

Esas palabras fueron el epílogo de la gran muestra de solidaridad y afecto que se plasmó anoche en la intersección de Italia y Virasoro.

“No se desmayó por estar mal comido, era una bala”, dijo el papá de Benjamín

Llegaron en el marco de un multitudinario abrazo al Hospital Vilela, con la participación de representantes de todos los clubes que forman parte de la Asociación Rosarina de Fútbol.

Desde las 19, profesores con chicos y chicas de todas las categorías infantiles; con camperas distintivas de cada institución, poblaron el sector de ingreso del centro de salud, muy cerca de donde estaban los padres de Benjamín y su hermano Agustín.

Con emotivos mensajes en carteles y banderas, una gran cantidad de manifestantes se fue arrimando con una frase que dominó y se elevó en la escena: “Fuerza Benja”.

Jugadores de Newell’s visitaron a los padres de Benjamin Biñale

Esa consigna fue la más repetida y también la que lucían los familiares impresas en sus remeras.

Durante esos minutos, Viviana, la madre de un chico de Pablo VI, lugar donde ocurrió el lamentable incidente, se acerco a Soledad, la mamá de Benja, para dejarle un cartel con un sentido mensaje y una medalla bendecida de la Virgen de Luján.

“Esto le pudo suceder a cualquiera de nosotros, por eso nos afecta tanto”, dijo.

La familia no paró de recibir gestos de acompañamiento, carteles, dibujos y estampitas religiosas. El pequeño también recibió mensajes de autoridades de la Conmebol, de Newell’s y Central. Queda claro que este caso caló hondo en mundo futbolero de la región, y grandes personalidades hicieron llegar sentidas palabras.

Mientras Benjamín sigue luchando por su vida, la columna de gente realizó una vuelta manzana para formalizar el abrazo de apoyo.

En cada paso hubo aplausos y canciones dedicadas al pequeño. “Este abrazo es todo para nosotros. En este momento tan difícil, nos sentimos acompañados por toda la ciudad. Es muy emocionante”, confió entre llantos Soledad.

“Esto nos alienta a seguir adelante, a seguir haciendo fuerza por Benja. Y estamos seguros de que él siente todo este apoyo. Miles de gracias a todos”, enfatizó la madre del pequeño.