El chico recibió un impacto de bala en el brazo mientras jugaba a la pelota. Fue cuando desconocidos se tirotearon mientras pasaban por el lugar. No hay detenidos.

 

El hecho ocurrió en calle Chaco al 6900 de la ciudad de Santa Fe. El niño se encontraba jugando pero en un momento se tiró al piso y se largó a llorar. Sus familiares lo asistieron y pudieron ver que tenía una herida en uno de sus brazos. Trasladaron al menor al hospital Mira y López donde recibió las curaciones ya que las heridas no revisten gravedad.

Los vecinos y familiares denuncian que en la zona “viven a los tiros”. Según versiones, una moto con dos ocupantes pasó por el lugar tiroteando, y si bien los menores no eran blanco, uno de ellos recibió una perdigonada.