La falta de iluminación aumenta el delito en la zona. A los focos los compran entre los vecinos, pero duran una noche.

Vecinos de barrio Arenales denuncian que se roban las farolas. El barrio, tiene un complejo de viviendas similares, para jubilados y pensionados, con un paseo central en el medio del que los delincuentes sacan los focos que iluminan la zona.

La oscuridad en la que queda el área favorece a los robos y entraderas, y la falta de seguridad preocupa a los vecinos.

Una vecina del lugar, contó la situación: “Nos robaron las farolas, estamos en una oscuridad total. Los focos que compramos nosotros también los roban”.

En ese orden, agregó que por falta de iluminación al barrio no entran taxis ni ambulancias. “Llamamos a la policía, y ni ellos entran. Estamos totalmente indefensos, el problema de la inseguridad es por la falta de iluminación”.

“Se llevaron las farolas completas”, remarcó Miriam, quien detalló que los vecinos por la mañana suelen encontrar carteras, mochilas, cosas que roban en otro lado y descartan acá porque este es un pasaje entonces por acá pueden pasar escapado de la policía”.