El niño que fue baleado en la cabeza y está internado en el Vilela recuperó la conciencia anoche. En la puerta del hospital, muchas personas se acercaban para abrazar a sus padres, quienes habían rogado que le brinden “luz” a su hijo para que se recupere.

 

Benjamín Biñale se despertó anoche y pudo contactarse con sus padres después de 6 días de estar inconsciente. “Papá te amo, llevame a casa”, le dijo a Javier quien a través de un emotivo mensaje dio la buena nueva a través de Whatsapp.

Benjamín, de 8 años, recibió un impacto de bala en la cabeza cuando se preparaba para jugar un partido de fútbol el pasado sábado. Sus padres, familiares y amigos se mantuvieron todos estos días en el lugar orando y pidiendo por su recuperación.

El papá contó en un mensaje de Whatsapp que anoche estaban durmiendo en la Traffic cuando una agente de seguridad del hospital les golpeó la puerta “tal como lo había soñado”, confesó Javier. “Se me salía el corazón por la boca”, sostuvo. “Benjamín está mirando dibujitos lo más pancho. Por Dios, qué grande que sos y qué guerrero es mi hijo. Gracias Dios, gracias a todos”, dijo plenamente conmovido.

Pullaro habló del caso

En contacto con la prensa este viernes por la mañana, Pullaro se refirió al caso Benjamín, a propósito de la suspensión de las fechas del fin de semana de la Asociación Rosarina de Fútbol.

“Es sumamente difícil esclarecerlo porque (el arma) pudo haber sido disparada entre 300 y mil metros. No es sencillo dar con los autores pero queremos decirle a la comunidad de Rosario, a la comunidad futbolera de Rosario, que nos vamos a ocupar y vamos a trabajar con todas las energías para dar con el responsable”, prometió y corrigió: “Lo califican como un responsable, yo como un delincuente”.