La bandera que estaba en la puerta de la casa de Juarez
El líder sindical y de una cooperativa de los portuarios del cordón industrial arribó a su casa este domingo a la madrugada desde el penal de Ezeiza. 

 

Herme Juárez, el líder sindical y de una cooperativa de los portuarios del cordón industrial, ya cumple el beneficio de la prisión domiciliaria en su casa de San Lorenzo, mientras avanza la causa que lo tiene como jefe de una asociación ilícita y lavado de dinero.

Luego de partir el sábado a la noche del penal de Ezeiza donde estaba detenido, Juárez arribó a San Lorenzo este domingo a la madrugada.

Frente a su domicilio lo recibían pasacalles de bienvenida firmados por “la familia portuaria” o “los estibadores”.

El dirigente gremial arribó después de las 6 de la mañana en una camioneta escoltada por otro vehículo del Servicio Penitenciario.

El juez federal Adrián González Chervay había firmado la resolución que le concedió la prisión domiciliaria el viernes pasado.

Los abogados de Juárez habían solicitado ese beneficio por su edad (tiene 78 años y la norma establece que a partir de los 70 se puede requerir), además de problemas de salud.

Juárez se encontraba hasta este sábado detenido en el penal de Ezeiza, procesado por asociación ilícita y diversos delitos económicos ligados a su doble actividad como secretario del Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (Supa) y titular de dos cooperativas y una mutual del cordón industrial.

Juárez fue detenido el jueves 1º de agosto en su mansión de esa localidad frente al río en el marco de 30 allanamientos ordenados por la Justicia federal.