Las especialidades son herrería, carpintería, mecánica de motos, jardinería, huertas, deportes, panificación y cocina. El programa se realiza en el marco del Plan Abre y actualmente participan 15 mil jóvenes en toda la provincia.

En el marco del Plan Abre, el Ministerio de Desarrollo Social, a través del programa Nueva Oportunidad, capacita en oficios a más de 3500 jóvenes en situación de alta vulnerabilidad social de la ciudad de Santa Fe. El objetivo es acompañarlos en un trayecto pedagógico de formación y fortalecimiento de vínculos sociales, con herramientas concretas para que puedan construir un proyecto de vida.

Al respecto, el ministro de Desarrollo Social, Jorge Álvarez, expresó que “el gobierno provincial acompaña con políticas públicas transformadoras de la realidad social. Estamos convencidos que la capacitación profesional es una puerta para la integración social, el vínculo humano y la construcción conjunta de un futuro mejor”.

“El Nueva Oportunidad es importante para adquirir herramientas de inserción laboral y social pero, fundamentalmente, para generar espacios de intercambio y reflexión”, concluyó el funcionario.

El subsecretario del Plan Abre, Mariano Granato, manifestó que “el Nueva Oportunidad, no es solo una política para jóvenes o una capacitación en oficios, es un proyecto de transformación social. Es un programa que se consolidó desde una mirada ideológica que considera a los jóvenes en los territorios, como sujetos sociales con el protagonismo más absoluto que puede tener la política. Y eso se fue configurando con un enorme grupo de trabajo, consolidando equipos intermedios, referentes, capacitadores, que ponen el cuerpo todos los días y acompañan a los jóvenes”.

Desde el mes de junio y hasta fin de año, dos grupo de 20 jóvenes cada uno, provenientes de barrio Centenario, realizan un curso de panadería y gastronomía en la cocina del subsuelo del Ministerio de Desarrollo Social de la ciudad de Santa Fe.

La modalidad de cursado es dos veces por semana en el oficio y un tercer día que se destina a un tercer tiempo en el que se abordan distintos temas como derechos humanos, salud reproductiva, violencia de género, entre otros, y se realizan actividades deportivas y recreativas. Los jóvenes reciben un estimulo económico para su participación en el programa.

Elsa Tersagui, docente a cargo del curso de Panificación y Pastelería, manifestó que “estamos capacitando a los chicos para que tengan una salida laboral. Lo que producimos en el taller se comparte o se lleva a sus casas. Algunos chicos ya se animan a vender y otros ya producen para consumo familiar”.

“El Nueva Oportunidad es un gran apoyo para los jóvenes de los barrios, ya que su objetivo es disminuir las violencias en los territorios; muchos están saliendo adelante, salen de la droga, de la prostitución, siguen estudiando”, finalizó.

Por su parte Cristian, de 24 años, sostuvo que “estoy en el Nueva Oportunidad hace tres años; hice dos años de herrería y ahora estoy en panadería. Me gustaría a futuro poner un puesto de panadería y poder progresar de a poco”.

También Amaris, de 26 años, afirmó que “empecé el año pasado para capacitarme y ocupar el tiempo libre que tenía. Con mi hermano empezamos el curso y ahora vendemos los fines de semana para ayudar en la casa para llegar a fin de mes. Me gustaría poder poner un almacén en algún momento. A partir del Nueva Oportunidad empecé a hablar con los vecinos que veía en la calle todos los días y ni nos saludábamos. Ahora nos vemos, nos saludamos, nos encontramos en el taller, hicimos un lindo grupo y somos muy compañeros.”

Propuestas
En las ciudades de Santa Fe se ofrecen más de 145 cursos, 80 de ellos en establecimientos del sistemas educativo dependientes del Ministerio de Educación (Centro de Formación Profesional, Centros de Capacitación Laboral, Escuelas de Educación Técnica, Talleres de Educación Manual, Escuelas Primarias Nocturnas) y 65 se dictan en vecinales y organizaciones sociales, con alrededor de 70 capacitadores y referentes.

Las especialidades son construcción, carpintería, comunicación, herrería, gastronomía, indumentaria, serigrafía, edición de audio y video, mecánica de motos y autos, producción de baldosas hidráulicas, huerta y jardinería, deportes, refrigeración y electricidad, peluquería y estilista, panificación y cocina, entre otras.

Nueva oportunidad
El programa propone un abordaje integral de jóvenes en situación de alta vulnerabilidad social, a los que se acompaña en un trayecto pedagógico de capacitación y fortalecimiento de vínculos sociales, con herramientas concretas para que puedan construir un proyecto de vida.

Se propone como una estrategia de intervención territorial coordinada por el Gabinete Social y tiene carácter integral, dado que propone un abordaje articulado de modo interministerial.

De la iniciativa participan jóvenes que no acceden a instituciones o al mercado laboral y que tampoco disponen de recursos ni estímulos para volver a estudiar o a reinsertarse en el sistema productivo.

Actualmente, participan del programa 15 mil jóvenes en toda la provincia.