Franco Soldano

El partido arrancó de manera muy poco usual. Es que a los 20 segundos de juego, Boca ya ganaba 1-0 luego de ir a fondo en su primer avance en el que Soldano tocó para Hurtado, el venezolano se apoyó en Obando, quien mandó un centro que Civelli no pudo despejar y el ex Unión terminó enviando al fondo de la red. Boca no necesitó más que un par de toques para ponerse en ventaja, pero a partir de allí le costó justificar ese resultado conseguido en el inicio del juego.

El primer tiempo fue prácticamente todo de Banfield, que llegó un par de veces con mucha claridad pero no logró encontrarse con el empate, algo que no le hubiese quedado mal al trámite del encuentro. A los 9, Luciano Gómez quedó mano a mano con Andrada, que llegó a desviar el remate, que terminó pegando en el palo. Un par de minutos después, Vittor ensayó una pirueta en el área que se fue cerca del palo, y a los 46, Urzi probó desde afuera del área para volver a generar otra notable atajada del 1 Xeneize.

El complemento no ofreció muchas modificaciones en el juego. Banfield siguió siendo protagonista y a Boca le costó mucho llegar al arco de Esteban Conde. A los 9, Vittor conectó un córner de sobrepique y estrelló su remate en el travesaño en la más clara del segundo tiempo. Boca se quedó con diez a los 32 por una cuestionable roja directa a Agustín Almendra y a partir de allí las diferencias se agrandaron todavía más. Un zurdazo de Bravo pasó cerca del arco de Andrada, y para los minutos finales, Alfaro metió a Lisandro López para nutrir la defensa.

A los 42, Urzi sacó un centro que pasó a Andrada y encontró la cabeza del ingresado Agustín Fontana, que llamativamente no buscó el arco sino que la volvió a meter al medio para Junior Arias que no pudo conectar porque Goltz estuvo rápido para sacar la pelota al córner. En los minutos finales, Banfield intentó por todas las vías encontrar un empate que ya no iba a llegar, y el marcador no se movió hasta el final del encuentro.