La escuela de Cafferata al 2600 señaló en un comunicado que no hay elementos que acrediten que el ataque sexual ocurrió dentro del establecimiento ni por parte de algún miembro de su comunidad educativa.

La escuela de Cafferata al 2600, salió a despegarse del presunto abuso sexual infantil perpetrado en su jardín de infantes. Este lunes se conoció la grave denuncia de la mamá de una nena de 4 años. Que sospecha que la agresión sexual a su hijita ocurrió dentro del establecimiento. La mujer también había criticado la falta de predisposición por parte de las autoridades escolares.

“Examinadas las entrevistas y grabaciones, no se encontraron en ellas circunstancias que pudiesen revelar que en el ámbito escolar hubiese existido un abuso sexual. Ni que personal escolar haya estado involucrado en un abuso sexual. Resultando las acusaciones basadas más bien en suposiciones”, señalaron desde la institución en un comunicado.

En el mismo texto, la escuela aseguró que “estuvo desde el principio y continúa a disposición de las autoridades”.

“Confiamos en la ayuda de Jesús nuestro Señor, y de nuestros patronos San José y San Francisco para que inunden con su verdad, justicia, consuelo y amor, a toda la comunidad educativa y en especial a quienes sufren esta penosa situación de manera más directa”, cerraron.

Georgina, la mamá de la niña, hizo la denuncia el 6 de agosto y este lunes acudió a Rosario3 porque señaló que las autoridades escolares no la ayudaron y porque no hubo avances en la investigación.

Aquel 6 de agosto, después de notar cambios en el comportamiento de su hija, descubrió que la pequeña presentaba lesiones vaginales.

Fue entonces cuando le preguntó qué le pasaba y la niña habló de una compañerita, después de “un amigo de ella, más grande” y luego “le dio un ataque de nervios”.

“Hablé con el director del colegio y con la vicedirectora. No tuve ayuda de ellos. Estaban más preocupados por el prestigio de la escuela. Hicieron toda la parte legal que tenían que hacer, pero la parte humana no”, apuntó Georgina.