Ocurrió alrededor de las 19 en Pellegrini y Laprida. Un obrero y un anciano que circulaba por la esquina fueron derivados al Hospital de Emergencias, Clemente Alvarez.

 

Un andamio de algo más de cinco metros de altura donde trabajaba un operario cayó al suelo esta tardecita en la esquina de Pellegrini y Laprida. El trabajadores resultó con heridas leves, al igual que un hombre mayor que transitaba por la esquina y que también fue internado en observación.

El episodio ocurrió poco después de las 19, mientras realizaban unos trabajos de remodelación de una heladería que funciona en Pellegrini y Laprida. El andamio en el trabajaba un operario se desplomó, probablemente por efecto del viento. El otro obrero, que se encontraba en el interior del local, se asomó cuando escuchó el ruido y se encontró con el andamio en el suelo, el semáforo peatonal inclinado por el golpe, y dos personas heridas caídas en el suelo.

El trabajador descendió de la estructura cuando cayó, por lo que el hombre saltó cuando se encontraba a unos 2,50 metros de altura. Lo que le provocó algunas heridas menores.

En ese momento también pasaba caminando por la vereda un hombre de unos 70 años, que recibió un golpe que lo derribó. Aunque ninguno de los heridos presentaba lesiones visibles, ambos fueron asistidos por personal del Sies y luego trasladados al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez y a un sanatorio privado.

“Estoy un poco dolorido. Vi que se venía el andamio y no vi mucho más. Sentí que me golpeó algo del andamio. Cuando me acordé estaba en el piso”, le dijo a El Tres el anciano cuando iba a ser trasladado en ambulancia.

El operario que no se vio involucrado en el incidente contó que su compañero “justo estaba bajando del andamio y, cuando empezó a caerse, saltó” desde aproximadamente 2,50 metros de altura. Dijo que el andamio, cubierto de bolsas de nylon, “no aguantó el viento, lo embolsó y se cayó”.

Esta noche el tránsito estaba restringido por Laprida y la circulación por Pellegrini era normal.