Se separó de su esposa el año pasado y desde entonces ella lo acusa por descuidar a los menores y, además, por violencia de género.

El hombre que dejó encerrado a sus dos hijos dentro de una camioneta para ir a bailar a una disco en Capitán Bermúdez, tenía antecedentes de descuido hacia los menores. Según consignó ayer su ex pareja y madre de uno de los niños. La mujer dijo que desde octubre de 2018, cuando se separó, realiza denuncias esporádicas. Porque su ex pareja pone en riesgo la vida de los niños. Además, lo acusó de violencia de género.

Lee también Capitán Bermudez: Un hombre dejó a sus hijos encerrados en una camioneta y se fue a bailar

El pasado Día del Niño, Lucas Heredia, tenía a sus hijos consigo, Felipe de 7 años y Lupe de 3. Pero lejos de disfrutar de su presencia. Los dejó al cuidado de la empleada doméstica y se fue a esquiar a Las Leñas, en la provincia de Mendoza. “Quería saludar a Lupe y no podía comunicarme con él. Tampoco me respondía los mensajes de texto. Hasta que, cuando se dignó a atenderme, me dijo que los chicos se habían quedado en la casa de Susana (la empleada doméstica). Porque recién volvía el lunes a Rosario”, recordó indignada Jésica Pierson, la ex pareja del hombre en cuestión y madre de Lupe, en declaraciones a la prensa.

“La madre —de Heredia— tampoco sabía. Se ve que no se los quiso dejar a ella porque siempre se los deja y ya está cansada. No lo quiere ayudar más”, remarcó Pierson. Ambos estuvieron cinco años en pareja y fruto de ello nació Lupe. El otro hijo es de un matrimonio anterior. El hombre, de 36 años, vive en Villa G. Gálvez y es un reconocido empresario dedicado a la elaboración de sándwiches.

Encerrados

Durante la madrugada del sábado dejó a sus hijos encerrados en su camioneta y se fue a bailar al boliche Fulana de Capitán Bermúdez, según narraron después fuentes policiales. El hecho se conoció a las 5.50 cuando personal policial que patrullaba la zona en la ruta nacional 11 y Pampa, de esa ciudad del Cordón industrial, advirtieron que sonaba la alarma de una camioneta Volkswagen Amarok estacionada y al acercarse observaron a los niños, que lloraban en su interior.

Los efectivos hicieron llamar al padre de los niños por los altavoces del local bailable, pero como no respondió forzaron las puertas del vehículo y rescataron a los menores, que fueron trasladados hasta la seccional 2ª. Poco después, el padre de los niños fue a buscarlos a la comisaría y fueron reintegrados, luego de una revisión médica.

Pierson aseguró que desde octubre del año pasado presenta reclamos ante la Justicia contra su ex pareja porque no cuida adecuadamente a los niños y contó que acudió el lunes al Ministerio de la Acusación en San Lorenzo para realizar una nueva presentación.

Jésica, quien además acusó a su ex de haber sido violento con ella y de lastimarla cuando tuvieron un entredicho, contó que los propios chicos abrieron la puerta de la camioneta el sábado a la madrugada. Además, en declaraciones a Canal 3, agregó que el hombre varias veces dejó a la niña sin retirar en el jardín y que en esos casos no atendía los llamados de las maestras.

“Desde octubre pasado, cuando me separé, está todo en la Justicia. Si me hubieran escuchado no habría pasado esto”, lamentó y sumo que “económicamente no se hace cargo” de la manutención de su hija. También pidió a los agentes judiciales “que agilicen los trámites porque si se hubiera resuelto a tiempo nada de esto habría pasado”.