Taxistas durmieron en el gremio para evitar incidentes tras la suspensión de Boix

Además de los afiliados que pasaron la noche, la sede de Salta al 2800 tuvo un patrullero a pocos metros. "No queremos que alguien, aprovechando este clima, se meta por una ventana y haga algo malo", dijo el secretario adjunto.

Los taxistas, esta mañana, en la sede de Salta al 2800

Un grupo de taxistas, encabezados por el secretario adjunto del gremio Horacio Gianotti, pasó la noche en la sede del sindicato, ubicada en Salta al 2800. Ante la posibilidad de que se produjera algún incidente debido a la suspensión de Horacio Boix y también para, según dijeron, “preservar el patrimonio de la institución”.

“Pasamos la noche con tranquilidad, si bien lejos de la familia, pero con los compañeros cuidando el patrimonio de nuestro sindicato. Aclaro que nuestra institución funciona normalmente, de 9 a 17. Le transmitimos a los afiliados y a los titulares de taxis que el gremio sigue funcionando normalmente”, expresó Gianotti.

Boix fue suspendido en el cargo debido a una acusación por presuntos manejos irregulares de fondos que fue impulsada por la propia comisión directiva del sindicato. Según esa presentación, el perjuicio contra las arcas de la institución es entre 250 mil y 350 mil pesos mensuales en lo que va de 2019.