La sangre es un elemento tan importante para la existencia que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), todas las personas, en todo el mundo, deberían poder recibir transfusiones de sangre seguras, cuando y donde las necesiten. Y, de acuerdo a sus estadísticas, cada dos o tres segundos, alguien en algún lugar necesita sangre.

En nuestro país, en general, existen pocos donantes voluntarios, es decir, personas que estando en las condiciones requeridas lo hagan en forma regular, espontánea y no remunerada. La doctora Claudia Nonaka, MN 121960, jefa del Servicio de Hemoterapia del Hospital Prof. Alejandro Posadas, de El Palomar, nos informa sobre la donación voluntaria y sobre las acciones que están llevando adelante.

– ¿En qué consiste la campaña actual sobre donación de sangre?

– Nuestro mensaje desde el Servicio de Hemoterapia del hospital es “Salvemos vida donando sangre”, porque consideramos que es de suma importancia que la comunidad comprenda que mediante su aporte solidario y voluntario se puedan salvar más de tres vidas. Nuestra misión es que cada vez más personas se involucren con estas actividades.

– ¿Dónde se está realizando?

– Llevamos las jornadas de donación a los lugares interesados que cumplan con requisitos mínimos para garantizar la atención y seguridad de las personas. Asimismo, hemos visitado clubes, escuelas, empresas, iglesias de distintos lugares del conurbano, haciendo un promedio de 15 jornadas por mes. Inclusive llevamos jornadas informativas a diferentes espacios públicos donde presentamos material gráfico y realizamos estudios de grupo sanguíneo. De este modo a partir de la promoción se brinda la información a la población.

– ¿Por qué si dono sangre estoy dando vida?

-La sangre es un elemento muy difícil de reemplazar. Las células que la componen tienen funciones específicas que son cruciales en el momento en que el paciente tiene un déficit importante de las mismas, por ejemplo, en sangrado agudo o bajo el tratamiento de enfermedades que afectan a la médula ósea o por enfermedades en que las células que se producen son destruidas antes de lo normal.En estos casos, sólo la restitución de células maduras funcionales y factores de la coagulación (las provistas por la donación de sangre) ayudan a restituir el funcionamiento de la hemostasia y garantizar la oxigenación de los tejidos.

– ¿Por qué es importante donar sangre voluntariamente?

– Los pacientes deberían de tener acceso a todo lo que requieran durante el tratamiento de su enfermedad o ante situaciones imprevistas. Esto solo se logra si tan solo 1 o 2 veces por año, todos aquellos que gocen de buena salud, se presentan a donar.Puesto que existe una red de intercambio, la sangre que uno dona en un hospital, puede ser utilizada para un paciente que se encuentra en otro lugar.

– ¿Donar sangre requiere de alguna preparación previa? ¿Hay que ir en ayunas?

– Lo más importante es ser una persona sana, sin afecciones cardíacas o respiratorias para garantizar la buena tolerancia a la donación.Es por ello que siempre existe la evaluación médica previa a la donación. No se recomienda el ayuno. Hay que beber mucha agua, alimentarse bien en forma balanceada, se pueden ingerir frutas, infusiones, tostadas. No recomendamos ingestas con exceso de grasas previamente a la donación.

– ¿Cada cuánto tiempo se puede dar sangre?

– Se puede donar sangre cada 8 semanas, los hombres pueden donar 5 veces por año y las mujeres,4.También existe la donación de plaquetas por aféresis, método por el cual se puede donar cada 2 semanas, ya que el volumen donado es mucho menor.

– ¿Qué se chequea en el momento de la admisión?

– En el momento de la admisión se chequean los datos filiatorios, por lo que es requisito presentarse con DNI que acredite la identidad.Se realiza la toma de presión arterial, la frecuencia cardíaca, la temperatura y el dosaje de hematocrito o hemoglobina para chequear que el donante tenga cantidad suficiente de glóbulos rojos como para donar y no quedar anémico.

– ¿Cuánta sangre le sacan al donante y en cuánto tiempo se repone?

– Se extraen 400ml de sangre en la donación. A las 24hs nuestro organismo ha recuperado el volumen de sangre extraído y se ha iniciado el proceso para la generación de nuevas células por parte de la médula ósea. Es importante la ingesta de líquidos para una buena tolerancia a la extracción, así como también es importante una buena alimentación. Se recomienda no realizar actividad física de alto requerimiento posterior a la donación.

– ¿Se analiza la sangre del donante? ¿Si hay alguna anomalía se le comunica?

– A todas las unidades de sangre se realizan estudios inmunohematológicos (grupo sanguíneo) y estudios serológicos (enfermedades que puedan ser transmitidas por transfusión como por ejemplo HIV, Hepatitis, Chagas, HTLV, brucelosis y sífilis).

En caso de detectar alguna anomalía en esos resultados, nos comunicamos con el donante para informar los resultados hallados.

– ¿Cómo me convierto en un donante voluntario?

– Para ser donante voluntario, debes presentarte en cualquier Servicio de Hemoterapia, Colecta Externa o Posta del país, allí podrás registrarte y te brindaremos toda la información que necesites. Ser donante voluntario es un orgullo, una gran responsabilidad, un acto de amor y compromiso con el otro.

· Hay que tener entre 16 y 65 años (hasta los 18 con autorización de padres o tutor).

· Pesar como mínimo 50 kg.

· No se puede donar cuando se tiene un resfriado, gripe, dolor de garganta, úlceras bucales, infección gástrica o cualquier otra, la hemoglobina baja o la presión muy alta o muy baja, se padece o se ha padecido de enfermedades como el VIH, hepatitis B o C, sífilis, o cardíacas o respiratorias severas y si se tiene antecedentes de enfermedades oncológicas.

· Después de procedimientos odontológicos menores es necesario esperar 24 horas para donar y, en los tratamientos mayores, hay que dejar pasar un mes.

· No se debe donar sangre cuando se han tenido actividades sexuales de riesgo en los últimos 12 meses. Y quien se hace un tatuaje o un piercing debe esperar 6 meses para poder dar sangre.

· Las mujeres embarazadas no pueden donar sangre.

De una unidad de sangre, se pueden obtener:
Glóbulos Rojos, necesarios para el transporte de oxígeno (se guardan, según el anticoagulante que se use, entre 35 y 42 días).

Plasma Fresco Congelado, aporta factores de la coagulación (se puede guardar por 1 año).

Plaquetas, ayudan a la hemostasia en la formación del coágulo (duran 5 días).

Crioprecipitados, aportan factores específicos de la coagulación (se los puede conservar por 1 año).

Parte del plasma de los donantes es enviado para la elaboración de hemoderivados de la sangre como Gammaglobulina, Albúmina, y muchos otros.