Policía Científica trabaja en el Puente Oroño, sentido a Paraná, tras persecución policial por la cual detuvieron a MJE (21) quien había robado un auto a pescadores en Los Zapallos. El joven se arrojó a la laguna Setúbal para poder escapar.

 

“Estábamos pescando y se apareció de la nada con un revólver. Nos sacó celular, billetera y las llaves del auto (…) nos dijo que nos iba a tirar si nos movíamos”, Oscar Albornoz dueño del vehículo quien pescaba con amigos en Los Zapallos a quienes les preguntó si tenían droga.

Albornoz llamó al 911 y la policía salió en busca del automóvil robado. Fue así que lo interceptan en su fuga por la Ruta Provincial Nº1 a la altura de San José del Rincón.

Persecución

Patrulleros policiales comenzaron la persecución, que llegó hasta el club Unión, en la ciudad de Santa Fe. El delincuente intentó eludir el accionar policial y escapó, nuevamente, con dirección al este.

Fue nuevamente ubicado en San Luis y La Rioja, desde donde continuó la persecución policial. El ladrón llegó hasta el puente Nicasio Oroño, pero el vehículo robado sufrió la rotura de un neumático, por lo que debió abandonarlo. Y se arrojó a la laguna.

En la persecución intentó hacer derrapar a suboficial de la Motorizada quien logró aprenderlo cuando se tiró a la Setúbal. Se trata de Alejandro Bruno(29) quien con Leandro Cardonet de la PPA piden una lancha y lo sacan del agua.

Finalmente, el delincuente fue hallado abrazado a uno de los pilotes del puente. Se trata de un joven de 21 años, que quedó a disposición de la justicia.

El caso es investigado por el fiscal Omar de Pedro.