Un grupo de estudiantes de distintas escuelas secundarias de Misiones ganó la Copa Robótica 2019, después de tres días de competencia frente a los robots de los equipos representantes del resto de las provincias argentinas en el Estadio Mary Terán de Weiss, en la Ciudad de Buenos Aires.

Los chicos misioneros viajarán en octubre a un torneo mundial en Dubai donde presentarán a su robot bautizado “Julito” en homenaje a un docente facilitador que formaba parte del proyecto que murió dos semanas antes de esta competencia en un accidente vial mientras viajaba hacia una competencia de robótica en Chaco.

Los equipos de cada provincia diseñaron y programaron a sus robots bajo la consigna de que debían poder cumplir tareas de limpieza en océanos contaminados, por lo que “Julito” es una plataforma móvil capaz de detectar elementos en su entorno y con una plataforma elevadora es capaz de recogerlos y subirlos a distintos estantes.

La competencia se desarrolló en el Estadio Mary Terán de Weiss, dónde una plataforma de unos 16 metros cuadrados era el “océano” en el que los robots competían por ver cuál era capaz de recoger la mayor cantidad de “contaminantes” que estaban representados por pelotas de vóley y de golf pintadas de naranja, a las cuáles debían depositar en plataformas de distintas alturas.

Con los relatos de Osvaldo Príncipi y su detalle pormenorizado de los movimientos de los robots, este certamen clasificó al equipo misionero a la “Robótica First Global Challenge”, el Mundial de la especialidad en el que jóvenes de 200 países competirán del 24 al 27 octubre en la ciudad de Dubai, en los Emiratos Árabes Unidos. Misiones obtuvo el mejor puntaje entre los 24 equipos participantes, uno por cada provincia.

La instancia local fue organizada por el ministerio de Educación e Innovación de la ciudad de Buenos Aires y la empresa Educabot.

“Estamos muy contentos con todo lo que sucedió en la Copa. Además de definir el equipo que representará a la Argentina en el Mundial, se cumplió el objetivo de crear un espacio para que los especialistas en robótica de todo el país estén en contacto y puedan trabajar en red. Ojalá esta competencia haya inspirado a muchos más chicos a interesarse por la robótica”, descató Matías Scovotti, CEO y cofundador de Educabot.

De hecho, el certamen les propone utilizar herramientas de programación y robótica para encontrar soluciones a desafíos mundiales como la contaminación en los océanos, y afianza habilidades como la creatividad, la colaboración y el trabajo en equipo.

Esta será la tercera vez que Argentina participe del Mundial de Robótica, en la edición 2018 -realizada en México DF- el equipo nacional tuvo un notable papel: quedó en la posición 13 de la competencia y ganó el Safety Award.