El fiscal General, Jorge Baclini

Lo analiza la cúpula del MPA para evitar el cierre de unas 15 causas de largo trámite contra oficiales superiores santafesinos. Dos casos ya caducaron.

En el Ministerio Público de la Acusación (MPA) estiman que los expedientes abiertos a oficiales superiores de la policía provincial por enriquecimiento ilícito en varios casos llegaron al nuevo sistema ya prescriptos.

La situación fue valorada a partir de que dos expedientes contra jefes policiales quedaran recientemente cerrados, con el personal investigado desvinculado de esos presuntos delitos, solamente por el paso del tiempo. Para que estas causas que tuvieron alta publicidad no terminen en el cajón de los recuerdos la opción que evalúan en el MPA es acudir a un apartado de la Constitución Nacional que declara imprescriptibles los casos de grave delito doloso contra el Estado que conlleve enriquecimiento.

Esa sería la puerta abierta para mantener con una luz de vida a causas que están técnicamente al borde del cierre.

Prescripciones

Hace dos semanas este diario informó que el ex comisario Osvaldo Daniel Toledo, quien fuera jefe de la policía santafesina durante la gestión de Hermes Binner como gobernador, quedó desligado de la causa penal por enriquecimiento ilícito. Un juez penal dispuso el archivo de esas actuaciones por la prescripción de la causa, es decir, porque pasaron más de seis años sin que al jefe policial lo llamaran a prestar declaración.

Lee también Prescribió la causa contra un ex jefe de policía por enriquecimiento ilícito

También prescribió el trámite abierto por lo mismo contra el comisario Rodolfo Romero, quien fuera jefe de Unidades Especiales en Rosario y jefe de la Unidad Regional de Villa Constitución. En ambos casos no hubo pronunciamiento sobre el fondo del asunto, que fue el desajuste supuesto en el patrimonio que motivó la investigación.