Ahora el equipo dirigido por Sergio Hernández tendrá casi tres días de descanso porque recién volverá a jugar el viernes en Beijin. Será a las 9 de la mañana de Argentina y contra el ganador del duelo que mañana sostendrán Estados Unidos, el gran favorito, y Francia.

Más tarde, el domingo será tiempo de la final o del partido por el tercer puesto contra uno de los equipos del otro lado de la llave. Por ahora sigue en carrera España, Polonia, Australia y República Checa.