Pablo Lavallén tomó una riesgosa decisión de mandar a la cancha una formación alternativa, ya que guardó a los titulares para el partido de Superliga del próximo sábado ante San Lorenzo y para el choque ante Atlético Mineiro del próximo jueves 19 de septiembre por la Copa Sudamericana.

El entrenador no ocultó su satisfacción por el pase a cuartos de final de Copa Argentina, y comenzó diciendo: “Es una alegría inmensa llegar a esta instancia donde Colón nunca había llegado y que estos muchachos lo hagan es una gran alegría. Me gusta ver cuando termina este tipo de partidos cómo la gente reconoce el esfuerzo de estos muchachos, más allá que en el primer tiempo no se jugó muy bien y Atlético fue superior”.

Más adelante, dijo: “En el segundo tiempo rápidamente se vio otra cara, hicimos el gol y luego se terminó emparejando. En los penales tenemos a Leo Burián que es un arquero atajador y es la segunda vez que nos hace pasar de fase, en Sudamericana y Copa Argentina. Me alegra que estos muchachos le den una alegría a la gente”.

“Debido a las tres competencias que estamos enfrentando hay rotación y si bien los jugadores son compañeros y entrenan todos los días, el hecho de jugar un partido oficial genera otro tipo de cosas. En el segundo tiempo le dimos vuelta a la intensidad, ajustamos las marcas y más allá que el gol llegó rápido se vio un equipo más ajustado en los movimientos y se empezó a ver otro partido. Con el gol a nuestro favor también pudimos aumentar”, destacó en otra parte del diálogo.

Para luego, indicar: “Teníamos que tomar decisiones y en cuatro días recibiremos al puntero del campeonato y necesitamos ganar, luego, en cuatro días más, jugaremos una fase histórica para Colón (ante Mineiro por la Sudamericana), por lo cual uno tiene que arriesgar y jugársela. River y Colón son los únicos equipos que pelean en tres frentes, y con lo que tenemos daremos batalla. La alegría tiene que ser para la gente y el reconocimiento para estos pibes”.

Necesitamos de todos los jugadores y todos deben estar preparados para cuando les toque. Hizo un partido correcto, sabíamos que podía pasar. Me alegro por él, por Schmidt, Acevedo y Célis, que lo hizo muy bien. Bernardi y Da Luz hicieron un muy buen segundo tiempo, más el rendimiento de Chanca y los minutos de Esparza y Acevedo. Cuando los jugadores te muestran esta predisposición uno se queda tranquilo, confío en este grupo a muerte más allá de cualquier resultado”.

Mientras que en el final, apuntó: “Colón nunca llegó a cuartos de final de Copa Argentina. Tenemos que tomar riesgos y preparar lo que viene”.