El nombre de Andrés Merlos sugirió una inocultable sorpresa en el bunker de Rosario Central. Es que al no estar entre los principales rankeados, pocos podían vislumbrar que iba a ser finalmente quien reúna la responsabilidad de conducir los destinos de un clásico de la ciudad de Rosario.

A los auriazules lo dirigió en 14 oportunidades: 7 triunfos, 3 empates y 4 caídas. Asimismo, acumula 4 encuentros sin conocer la derrota: 2 igualdades (River Plate como local por Superliga y Temperley por Copa Argentina 2018) y 2 triunfos (Talleres en Córdoba por Superliga y Juventud Antoniana en Santa Fe por la Copa Argentina).

En la presente Superliga, el mendocino arbitró 4 juegos, con 3 alegrías para locales y 1 de un visitante. Además, sancionó un tiro penal polémico en San Lorenzo 3 – Godoy Cruz 2, mostró 19 tarjetas amarillas y no exhibió ninguna tarjeta roja.