La UCR provincial busca “reorganizar” y “unificar” el partido para desempeñar su rol de oposición.

 

El regreso del peronismo al poder en la provincia, de la mano de Omar Perotti, activó conversaciones y encuentros en la UCR provincial a fin de “reorganizar” y “unificar” el partido para desempeñar su rol de oposición.

Con ese objetivo, el intendente de Santa Fe José Corral (aliado a nivel nacional con el macrismo) y el senador radical Felipe Michlig (aliado a nivel provincial con el socialismo) mantuvieron una reunión donde expresaron abiertamente la necesidad de que el radicalismo santafesino transite un proceso que desemboque en la unidad de todos los sectores.

La reunión entre Corral y Michlig sucedió el jueves, pero recién el sábado se difundió su contenido y la foto que retractó a dos dirigentes radicales que antagonizaron en procesos políticos diferentes en las últimas elecciones provinciales.

Según distribuyó el equipo de prensa de Corral, en la reunión se abordaron distintos temas y, entre ellos, el rol que tendrá el radicalismo desde el 10 diciembre, cuando asuma el justicialismo el gobierno provincial tras 12 años de hegemonía del Frente Progresista.

Allí, Corral planteó que la UCR deberá ser una “oposición constructiva”. Por su parte, Michlig manifestó su beneplácito por “la visita del intendente de la capital provincial, con quien nos dimos el tiempo suficiente para dialogar de temas institucionales de suma importancia —sobre todo en estos momentos difíciles— y otros a nivel partidario en procura de encontrar la unidad de todos los sectores en el proceso de reorganización de la UCR provincial”.

“Esperamos que se pueda compartir un sentido constructivo y de propuesta. Los radicales tenemos que protagonizar la construcción de alternativas de gobierno en la provincia y para eso en lo primero que coincidimos con Felipe es en que tenemos que encontrar fórmulas de consenso y de entendimiento, que unifiquen los criterios del radicalismo, cosa que no se ha logrado hasta ahora. Es una tarea que compartimos y tenemos que llevar adelante”, enfatizó el intendente santafesino.

La convención provincial de la UCR se encuentra en estos momentos bajo intervención nacional. La disputa se disparó por la disparidad entre los radicales en la participación de dos frente electorales distintos: el Frente Progresista en la provincia y Cambiemos (ahora Juntos por el Cambio) en la Nación.

El escenario a partir de diciembre encontrará a los radicales nuevamente en la oposición en la provincia. Y es muy probable que también cumplan ese rol a nivel nacional si el Frente de Todos, con la fórmula Alberto Fernández-Cristina Kirchner, se termina imponiendo en las elecciones presidenciales del 27 de octubre.