Aunque cueste creerlo, el hecho ocurrió en Kazajstán. Liliya Konovalova de 29 años dio a luz gemelos … ¡con casi 3 meses de diferencia! La joven es hoy la feliz madre de Liya, una niña nacida el 24 de mayo de 2019, y Maxim, un varón nacido el 9 de agosto de 2019. La noticia fue anunciada el 16 de agosto útlimo por el Ministerio de Salud de Kazajstán y se viralizó hasta llegar a los grandes medios occidentales.

¿Cómo pudo ser posible? En primer lugar, veamos qué fue lo que ocurrió: la pequeña Liya nació prematura a las 25 semanas de gestación y pesó solo 850 gramos. Se estima que cuando el parto ocurre antes de las 28 semanas de embarazo (es decir, antes de los 6 meses de embarazo), es una “prematuridad” de riesgo. Su hermano Maxim, mientras tanto, nació poco después y pesó 2,9 kilos.

En segundo lugar, la explicación es extraña pero sencilla: Liliya Konovalova en realidad tiene dos úteros. Esta malformación congénita (que se desarrolla durante el embarazo, durante la séptima semana de desarrollo del feto femenino) se llama “útero didelfo” o “útero bicorne” y afecta entre 0,1% y 0,5 % de mujeres en los Estados Unidos.

En las mujeres que lo desarrollan es posible observar la gestación de dos bebés (cada uno en su útero) pero el riesgo de complicaciones es alto: prematuridad y aborto involuntario.

Según el Ministerio de Salud de Kazajstán, las posibilidades de que ambos niños estuvieran saludables después de un parto tan agitado eran solo de 1 en 50 millones. Sin embargo, tres meses después del nacimiento de Liya y un mes después del de Maxim, los dos niños están bien y se están preparando para irse a casa con su madre. “Lo que hicieron los médicos, es un milagro”, manifestaron en las redes sociales. ¡Qué duda cabe!