La vuelta de Casados con hijos es un hecho. La versión teatral del suceso televisivo se estrenará el 12 de junio del año que viene y seguirá en cartel hasta fines de agosto en el teatro Gran Rex juntando al elenco original a catorce años de la grabación de la sitcom en Argentina. Con los derechos cedidos por la Sony para que se haga una comedia teatral, se avanza por estas horas en el guion, aunque los actores se muestran cautos en sus declaraciones sobre la vuelta.

Lo cierto es que los contratos están en plena etapa de negociación, y además la mayoría de los protagonistas quiere leer el guion definitivo antes de firmar, pero todos aseguraron su voluntad de hacerla, porque además -y no es un detalle menor- se trata de un negocio económico muy importante para los seis actores. Con el sí de Guillermo Francella y Florencia Peña asegurado, el productor Gustavo Yankelevich avanza en el proyecto que se pondrá en cartel durante ochenta días.

Teleshow adelantó que la trama de la comedia teatral de Casados con hijos encontrará a sus personajes en tiempo actual: por lo tanto, habrán pasado catorce años en la vida de los Argento y sus vecinos, los Fuseneco (matrimonio compuesto por Dardo y María Elena).

Florencia Peña adelantó cómo será la vuelta de la sitcom en versión teatral y cómo será su personaje, Moni Argento, en tiempos de empoderamiento femenino y cuando el humor machista de la serie original tal vez no quedara bien visto en esta época: “Lo de Casados con hijos es algo inédito. Inédito para la Argentina, inédito para nosotros -admitió la actriz que protagoniza con gran éxito el musical Cabaret-; esta especie de banda que se separa y hacen un disco más porque la gente lo pide. Nosotros hicimos dos temporadas y la cerramos. Para nosotros ya estaba y de alguna manera la gente nos pide que volvamos, en algún formato pero nos pide que volvamos. Creo que es la primera vez que escuchamos ese reclamo y nos hacemos cargo y levantamos ese guante y tenemos ganas de volver un rato. Un rato porque las carreras de cada uno de nosotros siguieron en distintas direcciones, porque son personajes muy fuertes y de alguna manera parte de esa decisión de no hacerlo más fue porque no queríamos quedar pegados en personajes de los que después no pudiéramos salir”.

Una vez más Peña habló de su famosa frase de “matar” a su personaje, porque la serie se siguió emitiendo en infinitas repeticiones hasta la actualidad, siempre con muchísima audiencia. “Yo lucho mucho con Moni Argento. Soy una actriz que me gusta hacer cosas distintas; los que me han visto en teatro saben que para nada es mi búsqueda y mi intención que un personaje me atrape, pero hay una generación entera que ve a Moni Argento como mi única posibilidad de actuación y eso es un poco lindo y un poco fatal”.

Pero ante la inminencia del regreso, adelantó qué pasará con el perfil de su personaje en la versión teatral que se viene, y del resto de los personajes, sobre todo el de Guillermo Francella, su pareja en la ficción: “Yo creo que los personajes no van a cambiar, no hay manera de que Pepe de repente pase de ser el machirulo del año al tipo más respetuoso de la libertad de las mujeres. Lo mismo digo con Moni -sentenció-. Moni es de alguna manera muy machista en su pensamiento. Lo interesante de Casados con hijos es que es una crítica a la familia: no es literal, yo veo mucha gente literal. Casados con hijos es un chiste que al principio no se entendió porque lo tomaron literal. Es una crítica a a las relaciones, es una crítica al hombre, a la mujer, por eso lo mismo podemos hacer con esto que está pasando gracias a Dios, del avance de la mujer en sus derechos y del feminismo y de los hombres entendiendo que queremos igualdad. Creo que desde ahí con el humor podemos hacer cosas interesantes. No creo que ni Moni ni Pepe sean distintos de lo que son. Estamos todos en conversaciones e intentando que eso suceda”.