Estoy bien porque viene seguidilla de partido s que me gustan, buscaremos otras alternativas, otras estrategias. Es difícil hablar, a los cuatro minutos estábamos dos a cero”.

“Tengo que explicar que voy a cambiar, fuimos muy livianos, voy a cambiar el sistema táctico. Haremos un equipo duro, cuando uno está en un pozo hay que salir despacito, no hay que asustarse” agregó.

Por otro lado dio las razones de la derrota: “Hablaría de actitud, no de estrategia. Tuvimos algunas chances pero no concretamos. No me gustó lo que vi. No estoy apoltronado en el banco de Unión, el dirigente puede hacer lo que quiere, no soy el dueño del club si soy dueño del estado de ánimo de los jugadores”.

Por último dijo: “Esto es anormal para Unión, no me voy a quedar a robarle al club jamás, estoy convencido de que viene central y hacer un buen partido. Haremos cambios, hay que sumar para salir de esta racha. Hablar mucho no tiene sentido, tenemos vergüenza sana de haber perdido”.