Diego Cocca destacó que su Central pudo mejorar la imagen en el segundo tiempo, luego de un primer acto en el que no pudieron hacer su juego. “Nos costó, hubo mucho nerviosismo. Es difícil salir a jugar un partido así. Newell’s no se apuraba, hacía tiempo, no le venía mal empatar. Y nos costó asumir la responsabilidad, no nos animamos”, señaló.

“En el entretiempo hablamos, tratamos de acomodar cosas y mejoramos la imagen. Ya fue un Central que fue a buscar, se entregó, atacó con cuatro o cinco jugadores y tuvimos jugadas de aproximaciones claras. Fue un partido con mucho nervio y poca claridad, pero en el segundo tiempo apareció la garra y el hambre del equipo y eso me deja tranquilo”, subrayó.

Para Cocca, el reparto estuvo bien: “Creo que fue justo porque Newell’s encontró el gol de pelota parada, un mérito de ellos, y Central reaccionó, empató y en los últimos treinta lo fuimos a buscar. El empate está bien, me voy con el segundo tiempo que hicimos, por la actitud del equipo que se soltó y empezó a jugar”.

“Ellos vinieron a tomarse su tiempo, a ponernos nerviosos a nosotros para asumir la presión. Son partidos de nervio, presión. Estuvimos mejor en el segundo tiempo y se justificó el empate”, sentenció.

Finalmente, explicó por qué se decidió por Ribas para formar dfupla de ataque con Riaño: “Cambiar de sistema lleva un tiempo, un proceso y estamos adaptándonos todavía. Por necesidad debíamos asumir el riesgo de jugar con dos delanteros ya que queríamos ganar”.