El presidente de Rosario Central, Rodolfo Di Pollina, prometió este domingo que el club resarcirá a los socios que vieron impedido su derecho de entrar a presenciar el clásico ante Newell’s por llegar con el Gigante de Arroyito colmado.

“Fue muchísima gente a la popular y había más gente en las plateas de la que tenía que haber”, dijo el dirigente en Zapping Sport (El Tres) y anunció que “se abrirá un canal” en el club para tratar especialmente esta situación y reparar económicamente a los abonados afectados.

“Estamos reunidos pidiendo información de lo que pasó”, señaló Di Pollina y apuntó al operativo de seguridad contratado para el partido jugado por la tarde y a su vez lamentó “las situaciones de violencia contra socios”, en relación a los balazos dispensados contra varias personas en medio de incidentes afuera del estadio.