Ulrich Klopfer
El descubrimiento se produjo a comienzos de septiembre, en la vivenda de un fallecido doctor que practicaba abortos clandestinos. Ocurrió en Illinois, Estados Unidos.

 

Más de 2.200 fetos fueron encontrados en el domicilio de un médico abortista en Illinois, Estados Unidos que falleció hace unos días y a quien le habían clausurado su clínica hace tres años por practicar abortos clandestinos.

Ulrich Klopfer tenía una clínica hasta hace tres años, la Women’s Pavilion, en South Bend, en el estado de Indiana que las autoridades le habían clausurado en 2016, cuando se le revocó su licencia al médico bajo la acusación de haberle practicado un aborto clandestino a una niña de 13 años, informó la agencia ANSA.

En su casa se hallaron 2.246 restos fetales conservados aunque, por el momento, parece que ninguna de esas intervenciones se hizo en ese domicilio.

Klopfer, que en su extensa carrera realizó alrededor de 30.000 abortos, según los medios estadounidenses, murió el 3 de septiembre pasado, a los 75 años.

Pocos días después su familia halló los restos de los fetos, que fueron secuestrados por la oficina de Medicina Legal de Illinois y se informó a la policía, que abrió una investigación sobre el caso.