Chicago se sumó a otros lugares que lo restringieron por la creciente amenaza de muertes, según diversos estudios.

 

La venta de cigarrillos electrónicos con sabores fueron prohibidos en la ciudad estadounidense de Chicago “ante la creciente amenaza de muertes que según estudios ha provocado el hábito conocido como vapeo”.

Lori Lighfoot, alcaldesa de Chicago, solicitó a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) tomar acción inmediata para prohibir los cigarrillos electrónicos.

Al menos seis personas en Estados Unidos fallecieron y centenares sufrieron complicaciones pulmonares vinculadas al uso creciente de cigarrillos electrónicos que se promueven con sabores artificiales, publicó la agencia EFE.

Nuestro gran enfoque aquí es que queremos hacer mucho más en términos de conciencia pública y atacar esta noción de que se trata de una alternativa segura al tabaquismo”, dijo Lighfoot.

Entre los síntomas están las náuseas, vómito, dolor en el pecho, temblores, tos y una gran dificultad para respirar.

Se calcula que cerca de cinco millones de jóvenes en el país están practicando el vapeo, lo que pone en riesgo a un gran número de ellos ante una enfermedad cuyas causas aún no están muy claras.

Ya varias ciudades como Waukegan (Illinois) y estados como Michigan, California y Massachusetts han prohibido o consideran prohibir los cigarrillos electrónicos con sabores.

Leer más: Proyecto que prohíbe el cigarrillo electrónico, parado en el Concejo

Un estudio publicado por la revista JAMA Internal Medicine indicó que los cigarrillos electrónicos contienen un compuesto químico que puede causar cáncer y que se ha prohibido como aditivo de los alimentos.

El ingrediente, llamado pulegona, “está presente en extractos de aceite preparados de menta y sus variedades como hierbabuena y menta poleo”, señaló el investigador Sairam Jabba, del Departamento de Anestesiología en la Facultad de Medicina Duke, en Carolina del Norte.