Juan Román Riquelme dio este martes una conferencia de prensa en la que dio detalles sobre su partido despedida, el 12 de diciembre en La Bombonera. Y contó que los equipos a enfrentarse serán campeones de Libertadores con Boca, y quién no puede faltar.

“Tengo la suerte de que he jugado con grandísimos futbolistas; en la Selección, en España. Hay muchos que por ahí no los tuve de compañeros, pero parece que les gustaba como uno lo hacía, me demuestran mucho cariño y más de uno preguntó si podía estar. Pero elegir esa fecha es muy importante para los hinchas, es una fiesta de todos los bosteros, y el partido se va a hacer con todo futbolista que yo tuve en el club, hasta hacer un equipo que seguramente será el de 2000-2001, que tuvo la suerte de ganar la Copa, y el otro el que ganó la Copa de 2007”.

Después, habló de la relevancia de Carlos Bianchi en el evento: “Carlos ya está confirmado, él también tuvo mucho que ver en esto porque a partir de esta fecha en adelante estaba a disposición y él no puede faltar. Me tiene mucho cariño, sé que me quiere más de lo normal y ahora que está más grande me lo hace saber más seguido, antes costaba mucho que te diga que te quiere o te tiene cariño. Ahora lo hace muy seguido, estando acá, fue del país también, se preocupa siempre por mí a ver cómo ando, y eso para mí es grandioso. Él sabe todo lo que yo lo quiero y ese día va a estar ahí como tiene que ser”.

Más tarde, dijo que solamente haría una excepción a sus excompañeros en Boca para invitar a Lionel Messi, y por el mismo motivo le cerró las puertas a Diego Maradona: “Yo dije quiénes van a jugar, los de 2000-2001 los va a dirigir Bianchi y los de 2007 Miguelito Russo. Me gustaría que esté él y otros jugadores que no van a estar, Manteca Martínez, (Néstor) Fabbri, (Carlos) Navarrro Montoya, pero hubo que elegir y van a jugar estos dos equipos, qué va a hacer… Me hubiera gustado que estén todos pero no se terminaría más el partido, sería muy largo”, bromeó.